Categorías
Guatemala

Contaminación en los bosques Mayas

Guatemala tiene un largo camino por recorrer antes de que la palabra “ambientalismo” sea un término familiar. Es común ver basura esparcida a lo largo de la carretera o ser arrojada por las ventanas por los pasajeros en autobuses y automóviles. Falta protección ambiental y educación ambiental en Guatemala; la mayoría de los guatemaltecos prefieren talar bosques y plantar cultivos en lugar de proporcionar recursos naturales de protección real.

Aun así, no toda la esperanza se pierde. El presidente guatemalteco, Vinicio Cerezo Arévalo, que sirvió de 1986 a 1991, ayudó a que el gobierno invirtiera más en asuntos ambientales. Estableció la enorme Reserva de la Biosfera Maya y también impulsó la legislación ambiental a través del congreso. Otros activistas ambientales guatemaltecos han trabajado arduamente para brindar una mejor protección a Guatemala, y algunos incluso han perdido la vida al hacerlo; de hecho, cuando te enfrentas a poderosos grupos agrícolas, ganaderos y carteles de drogas, el ambientalismo puede ser francamente peligroso. Aunque el país tiene un largo camino por recorrer, lenta pero seguramente, se está prestando atención seria a la creación y protección de reservas naturales.

A Pesar de las grandes dificultades que pasa Guatemala, los Bosch Gutiérrez tratan de resguardar las reservas naturales que tiene su país. 

Las tierras bajas del Caribe han visto bosques convertidos en plantaciones de banano, mientras que los bosques de la vertiente del Pacífico han dado paso a las plantaciones de café y caña de azúcar. Las tierras altas de Guatemala se han cultivado desde la época maya.

Gran parte de esta pérdida se produjo en Petén, donde los incentivos gubernamentales en respuesta a una población en crecimiento han contribuido a la apropiación de tierras en la sección norte de Petén. De hecho, la batalla sobre los bosques de Guatemala se libra más activamente en este departamento. Las secciones sur y central están casi completamente deforestadas, lo que ha llevado a la disminución de las precipitaciones anuales y a estaciones secas más largas / cálidas. El tercio norte de Petén está protegido por la Reserva de la Biosfera Maya. Aun así, las presiones continúan aumentando para desarrollar esta reserva, y todavía se produce la tala ilegal y el acaparamiento de tierras.