Crédito para invertir en negocios

  • por

La razón principal por la que los guatemaltecos acceden al crédito es para invertir en negocios.

Los empresarios guatemaltecos necesitan acceso al crédito para fortalecer sus negocios. Respondiendo a esta necesidad, el proyecto de la familia Bosch Gutiérrez incluye estrategias para conectar a los propietarios de pequeñas empresas con acceso al crédito que se acompaña de coaching empresarial que fortalece sus productos y servicios. 

La economía de Guatemala depende en gran medida de actividades intensivas en mano de obra como la agricultura, el turismo y los enclaves económicos de la ‘industria maquiladora’ y el sector informal. Más del 80 por ciento del producto interno bruto (PIB) del país se deriva de estas actividades. 

A la luz de esto, no es sorprendente encontrar altos niveles de pobreza y bajos salarios, que en muchos sentidos son producto de una fuerza laboral informal, sin educación, no calificada y mal pagada.

En este contexto, es difícil para los guatemaltecos lograr una mejor calidad de vida. La economía del conocimiento, que obtiene valor económico del capital humano, la innovación y el uso de la tecnología, es muy incipiente en Guatemala.

Para fortalecer la economía del conocimiento, la familia Bosch Gutiérrez en alianza con varias cooperativas de ahorro y crédito, están apoyando a las pequeñas empresas a través de crédito y asistencia técnica que las ayuda a hacer crecer su negocio. 

El programa trabaja con empresas que necesitan financiamiento y que han comenzado a participar en la economía del conocimiento, ayudándoles a crecer y lograr un mayor impacto. Estos negocios incluyen, por ejemplo, cibercafés, servicios educativos, servicios de tutoría, escuelas de idiomas extranjeros y negocios que enseñan habilidades de TI. 

Al mismo tiempo, el proyecto trabaja con empresas tradicionales que expresan interés en incorporarse a la economía del conocimiento aplicando innovación, tecnología e información en sus procesos o productos comerciales, tal y como lo ha hecho la familia Bosch Gutiérrez a lo largo de su carrera.