Materiales de construcción más ecológicos

La innovación de ciertos productos sustentables para la construcción incrementó en los últimos años, ya que se descubrió el uso que puede tener cada material dentro de los proyectos. Para todo esto, tanto arquitectos como ingenieros investigaron sobre las ventajas que se pueden obtener al usarlos, haciendo que la industria inmobiliaria se adentrará más en el cuidado del medio ambiente.

Si bien hay materiales ecológicos que nacen de forma natural, otros necesitan de un procedimiento que los vuelva sustentables. Como ejemplo podemos tener el bambú que nace deforma natural y el ladrillo de hormigón que necesita de un proceso para su creación.

Algunos de los materiales ecológicos que se comenzarán a usar para las construcciones sustentables son:

Bambú: Tiene resistencia a la tracción y es liviano, se considera un reemplazo ideal del concreto.

Fardos de paja: Es un recurso ignífugo y aislante. Puede reemplazar al hormigón, yeso, madera, piedra y fibra de vidrios.

Hormigón de concreto: Es una mezcla de aserrín y hormigón. Es muy liviano y gracias al aserrín se reemplazan componentes que consumen más energía.

Ferrock: Es más resistente que el hormigón y está compuesto por polvo de acero y materiales reciclados. Absorbe y sella el dióxido de carbono como proceso de secado y endurecimiento.

Hempcrete: Elaborado por astillas de cálamo y cemento de cal o barro, este material es duradero y liviano. Puede ser colado como el hormigón tradicional o prefabricado como bloques o paneles.

Corcho: Creado por la corteza de los árboles de alcornoque, este no absorbe el agua ni se pudre. Resiste al fuego y es ideal para pisos y como aislante de ruido por su absorción de impactos.

“A medida que los profesionales se familiaricen mejor con las propiedades y los beneficios de los diferentes materiales de construcción ecológicos, su tasa de adopción en proyectos de construcción puede esperar ver un aumento positivo”, estas son palabras de Robby Du toit, director gerenta de Sell House Fast.