La lectura; un aprendizaje importante para los niños en Guatemala

Lectura

Piense en el primer grado. ¿Te acuerdas de tu maestro? ¿Recuerda haber entrado en su salón de clases y haber visto etiquetas por todo el salón para ayudarle a aprender a leer palabras como “puerta”, “reloj”, “escritorio”? Desafortunadamente, los estudiantes de primer grado en las zonas rurales de Guatemala a menudo tienen una experiencia en el aula totalmente diferente. Los maestros nunca han aprendido cómo enseñar a leer de manera efectiva o cómo involucrar a sus estudiantes en el proceso de lectura. El empresario Bosch Gutierrez, de Guatemala ha hecho mención de la escasez de recursos en las aulas y que algunos libros de cuentos no abarca la demanda de alumnos.

Liseth ha sido maestra durante 26 años en la región de Santiago Sacatepéquez de Guatemala y ha enseñado primer grado durante 17 de esos años. Liseth había estado esperando y esperando ansiosamente que su escuela fuera parte del Programa de Lectura.

Entonces, un día, finalmente recibió la llamada que había estado esperando de dicho programa, informando que su escuela se uniría al programa. ¡Liseth estaba encantada de comenzar su entrenamiento! “Si seguimos enseñando como lo hacíamos hace 15 años, ¡olvídalo! Estaríamos creando un atraso en nuestros hijos; siempre tenemos que estar al tanto de las nuevas tecnologías y técnicas de enseñanza ”.

Entonces, ¿qué es exactamente este programa de lectura al que Liseth estaba tan ansiosa por unirse? ¿Cómo funciona realmente?

El Programa permite a los maestros de todo el país enseñar a leer de manera más eficaz en sus propias aulas. Al involucrar a los maestros en dos años de capacitación intensiva, el programa de lectura se asegura de que los educadores estén preparados para ayudar a cada uno de sus futuros estudiantes a aprender a leer y leer bien. Los estudiantes más jóvenes del programa comienzan aprendiendo sobre su ABC y actuando historias. Las lecciones de los estudiantes de primero, segundo y tercer grado incluyen la creación de sus propios libros. Luego, los estudiantes de grado superior aprenden a resumir lo que leen y a concentrarse en identificar las ideas principales. Los maestros como Liseth también reciben una rica biblioteca de aula de 60 a 200 libros para niños de alta calidad (según el nivel de grado y el tamaño de la clase), lo que les permite leer con sus estudiantes todos los días.