Alimentos y atragantamientos en niños

Desgraciadamente, son muchos los niños que se atragantan cuando comen… ¡hay que tener cuidado con estos alimentos! Comenta Juan Luis Bosch Gutierrez de la empresa CMI alimentos de Guatemala.

Por desgracia las muertes por atragantamiento es una de las principales causas de mortalidad en los niños a día de hoy.

El grupo con mayor riesgo suele ser el de los menores de tres años por lo que los padres deben en todo momento tener mucho cuidado en saber lo que se llevan a la boca sus propios hijos.

Para evitarlo es bueno que no pierdas detalle y tomes buena nota de aquellos alimentos que suelen provocar un mayor número de atragantamientos en los más pequeños.

PALOMITAS DE MAÍZ

Es bastante habitual y frecuente que los niños se asfixien a causa de la ingesta de palomitas de maíz. Los expertos en el tema desaconsejan por completo el que los niños tomen palomitas hasta cumplir los cinco años de edad. Un simple grano de maíz puede llegar a provocar la muerte fulminante del pequeño por asfixia.

FRUTOS SECOS

Otro de los alimentos que debes evitar a toda costa son los frutos secos. Las almendras, las nueces o los pistachos son alimentos duros que pueden provocar atragantamientos en los pequeños de la casa.

Se aconseja por tanto el no dar frutos secos enteros a los niños de menos de cinco años. Debido a las grandes propiedades nutricionales de los frutos secos se puede dar los mismos a partir de los seis meses de edad pero siempre bien molidos y triturados.

alimentos que causan atragamiento

CARAMELOS

Los caramelos son otro de los alimentos prohibidos para los niños pequeños. Al ser bastante duros y no deshacerse con la saliva pueden llegar a obstruir las vías respiratorias dando lugar a la temida asfixia del pequeño. A pesar de ser bastante atractivos para los niños, se desaconseja el dárselos hasta cumplir los cinco años de edad.

JAMÓN

Muchos padres ofrecen de una manera totalmente inconsciente jamón a sus hijos sin darse cuenta de que se trata de un alimento realmente peligroso.

El jamón no se desmenuza de una manera fácil en la boca de los más pequeños por lo que es susceptible de provocar futuros atragantamientos. Para evitar esto, es recomendable el dar el jamón cortado en pequeños trozos y bien desmenuzado.

CHICLES

Otro alimento bastante peligroso para los niños son los chicles. Puede ocurrir que en un momento el niño se lo trague por error y se quede obstruido en las vías respiratorias.

Se aconseja por tanto el evitarlos hasta que el niño sea capaz de masticarlos sin problema y luego escupirlos. Además de ello, los chicles no aportan nada además de provocar futuras caries en los niños.

ACEITUNAS

Si un niño se come una aceituna entera, al tener una forma ovalada puede llegar a provocar asfixia en el pequeño. Para evitar problemas se aconseja en todo momento el dárselas sin huesos y cortada en trozos.

UVAS

Son muchos los niños los que se atragantan en Nochevieja a causa de las famosas uvas y de las campanadas. La forma de las uvas hace que sean perfectas a la hora de provocar un atragantamiento en cualquier persona y más aún en los niños.

La piel de las mismas también es muy peligrosa ya que puede llegar a taponar las vías respiratorias provocando la asfixia del pequeño. Se aconseja por tanto el ofrecérselas sin nada de piel, sin pepitas y cortada en trozos muy pequeños.

Como has podido ver son muchos los alimentos los que pueden causar la muerte a los más pequeños. Es labor de los padres el saber en todo momento lo que pueden y no pueden comer sus hijos. En la mayoría de las ocasiones la posible asfixia de los niños se podría haber evitado si los padres hubieran estado más atentos a lo que se llevan a la boca los pequeños.