MIT reconoce talento de Guatemala

fachada del mit

El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) reconoció a Juan Carlos Noguera como uno de los mayores innovadores en Latinoamérica en 2020.

Este reconocimiento se logró gracias al trabajo que el guatemalteco ha realizado en cuanto a impresoras 3D para un uso industrial. Su logro ha sido tal que empresas como CMI de los Bosch Gutierrez ya han generado un primer pedido de estos productos.

Las innovaciones de Juan Carlos Noguera

Según la revista MIT Technology Review, Juan Carlos Noguera se encuentra entre los innovadores latinoamericanos menores de 35 años del 2020 que están a punto de cambiar el mundo con tecnología.

Juan Carlos Noguera, reconocido a nivel latinoamericano como inventor El Instituto de Tecnología de Massachusetts —MIT por sus siglas en inglés— realizó una lista de 35 jóvenes latinoamericanos menores de 35 años en el 2020 con las mentes más innovadoras, destacados por ser inventores, emprendedores, visionarios, humanitarios y pioneros.

Personalidades de países latinoamericanos como Chile, Bolivia, México, Uruguay, Perú, entre otros, fueron acreedores de dicho reconocimiento. Y entre ellos, en la categoría de inventor, se encuentra el guatemalteco Juan Carlos Noguera, de 30 años.

Los avances que reconoce el MIT

Según dicha institución, «Sus avances en impresión 3D podrían sacar la tecnología del mercado nicho y revolucionar la fabricación». De hecho, Noguera es el responsable de Diseño de Producto Voxel 8.

Esta compañía ocupó el puesto 17 en la lista anual de la misma revista acerca de las 50 Empresas más Inteligentes en el 2015. Junto a su equipo, el chapín diseñó y creó la primera impresora 3D multilateral en el mundo.

Más tarde realizó otro diseño, el Developer’s Kit, una impresora para circuitos integrados. Esta es capaz de imprimir con diferentes materiales, incluyendo la tinta conductora.

Las mejores impresoras 3D del mercado para tener en casa

Acerca del Developer’s Kit Según Noguera, esta tecnología es ideal para crear prototipos en proyectos de innovación.

«Tuve la responsabilidad de diseñar no solo el producto físico sino también su usabilidad, creando el software que utilizaban las personas para diseñar a través de la interfaz», comentó el inventor guatemalteco.

El proyecto tomó aproximadamente 2 años en consolidarse. El Developer’s Kit cuesta alrededor de US$ 9,000.00 —un precio más accesible económicamente que varias de las impresoras 3D dedicadas a fabricar prototipos actualmente—.

La máquina es más pequeña que los equipos actuales y es capaz de producir prototipos funcionales a un coste reducido. Actualmente se está trabajando con diferentes clientes, entre centros universitarios y empresas, con el fin de fabricar dicha impresora a gran escala.

De hecho, se busca desarrollar versiones más veloces y eficientes para un uso industrial, por lo que ya se comienzan a buscar alianzas estratégicas para tener más socios e impulsar el producto.