La emisión de bonos de CMI

La Corporación Multi Inversiones (CMI) de capital guatemalteco se estrenó en el mercado bursátil internacional al realizar dos operaciones que captaron US$1 mil millones, comparten los Bosch de Guatemala.

“Esta operación abre una brecha y señala el camino muy claro para que empresas de la región puedan acceder a mercados internacionales”, comentó a Prensa Libre Enrique Crespo, CEO de CMI Capital desde Nueva York.

¿En qué consisten estas operaciones?

Un bloque de US$700 millones que es una emisión de bonos verdes en los mercados internacionales de capital que fue exitosamente colocada hace algunos días. Tuvo una sobresuscripción de cinco veces su monto, es decir, hubo una demanda por aproximadamente. US$3 mil 500 millones para los US$700 millones que se ofrecieron en el mercado.

Eso lo que significa es que hubo un apetito en el mercado internacional de capitales muy grande, y que el inicio y debut de CMI fue muy exitoso.

En la parte del bono, tenemos inversionistas de todo del mundo, y la mitad viene de Estados Unidos, una tercera parte de Europa y otra parte de Fondos de Inversión de Latinoamérica y de Asia, y eso refleja la confianza de la comunidad internacional financiera por CMI y por el tema de energía renovables.

El segundo bloque de la transacción fue un préstamo sindicado por US$300 millones, que fue adjudicado a tres instituciones financieras de la región: El Grupo Banco Industrial de Guatemala, el Grupo Davivienda de Colombia y el Grupo Bladex de Panamá.

La emisión de bonos de CMI

¿Lo cataloga como una operación exitosa?

A los inversionistas y a las instituciones financieras les pareció muy positivo y atractivo invertir en el portafolio de activos de generación de energía renovable. Y que estamos ubicados en Centroamérica y el Caribe, diversificados geográfica y tecnológicamente.

Tenemos presencia en Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y República Dominicana y tenemos diversificada la matriz entre tecnología hidroeléctrica, solar y eólica.

Con este portafolio de activos de tecnología renovable, hay contratos de energía con contrapartes en toda la región y flujos garantizados en el largo plazo.

¿Cuál fue el objetivo de esta operación?

Es el refinanciamiento de las estructuras financieras originales de estos activos. Que fueron desarrollando en diferentes momentos en el tiempo y cada uno tenía su propia estructura de financiamiento del proyecto.

Esas estructuras de financiamiento en su momento fueron fundamentales para poder ejecutar los proyectos. Ya cuando se tienen los activos en operación se vuelven un poco restrictivas en condiciones financieras y operativas.

Entonces, esta refinanciación nos permite flexibilizar y optimizar condiciones financieras y liberar flujo caja. Lo que nos permitirá seguir creciendo las inversiones en la región, y optimizar el modelo operativo para seguir creando eficiencias en los procesos de gestión.

¿Desde cuándo se estaba pensando la participación?

Desde hace mucho tiempo nos veníamos preparando para esta emisión de bonos, y creemos que CMI ya estaba listo para poder acceder a los mercados internacionales, y ahora que tenemos todos los activos de generación de energía renovable en operación, consideramos que era el momento adecuado para poder salir.

Tags: